Mujeres ganan terreno en las carreras de Ingeniería en Mendoza

De acuerdo a los datos de la UNCUYO y la Universidad Tecnológica Nacional, la matrícula femenina se incrementó en los últimos años.

22 de noviembre de 2018, 09:44.

Mujeres ganan terreno en las carreras de Ingeniería en Mendoza

Estudiantes participando de un curso de tierra cruda en la Facultad de Ingeniería de la UNCuyo Ampliar imagen


El ámbito académico, científico y técnico no se ha mantenido ajeno a los avances logrados en las últimas décadas en materia de igualdad de derechos y oportunidades entre varones y mujeres. Ellas, de hecho, marcaron terreno en el campo de las carreras técnicas, tradicionalmente asociadas con lo masculino.

La Universidad Tecnológica Nacional (UTN) aportó porcentajes a nivel Nacional: de acuerdo al último informe relativo al incremento de la matrícula femenina en las ramas técnicas, la cantidad de mujeres que estudia una especialidad en esta casa de altos estudios creció 38% en la última década.

Así y todo, ellas no llegan aún a representar el 20% del alumnado que estudia alguna de las especialidades ofrecidas. El porcentaje de incremento, traducido en números muestra que mientras que en 2007 había cursando en la UTN 8.623 alumnas, en 2016 ellas sumaron un total de 11.975.

Desde la UTN (Facultad Regional Mendoza), aportaron que la matrícula femenina en las carreras de Ingeniería superó las 600 mujeres en los últimos dos años: 648 en 2017 y 651 durante 2018. Viviana Brusadin, secretaria académica de la institución detalló que en las últimas reuniones del Consejo Federal de Decanos de Ingeniería (CONFEDI) se propuso una comisión “ad hoc” para crear el Programa Mujeres en Ingeniería. “Se ha trabajado en los objetivos para la producción de materiales y difusión pero aún no ha salido el informe”, explicó Brusadin.

La Dirección de Gestión de la Información de la Facultad de Ingeniería de la UNCUYO aportó estadísticas sobre el tema. Mientras que en 2013 la matrícula femenina en la especialidad que ofrece la unidad académica conformó el 22% del total, hacia 2017, el porcentaje llegó al 30%.

Es decir, que el año pasado, tres de cada diez estudiantes de ingeniería fue mujer. El crecimiento a través de los años, de acuerdo a los datos, fue sostenido. “Creo que ha habido un mayor conocimiento de las carreras y se ha difundido más el campo de trabajo”, consideró Patricia Infante, vicedecana de la facultad.

Infante destacó a Unidiversidad el papel de aquellas primeras ingenieras, que rompieron con preconceptos establecidos y se animaron a mostrar que se puede seguir una vocación técnica con las mismas oportunidades que los varones.

Entre las carreras técnicas que ofrece la Facultad de Ingeniería, Arquitectura es la que lidera la matrícula femenina con 68% de mujeres en esa carrera. Le sigue Ingeniería Civil (21%), Ingeniería Industrial (23%), Ingeniería en Petróleo (21%) e Ingeniería Mecatrónica (9). La menos elegida por ellas, es la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación, con un 13%.

Desde el punto de vista de la vice decana, la participación de mujeres en las carreras de ingeniería ha aumentado notablemente. “Cuando estudié en esta misma Facultad mi carrera de Ingeniería Civil desde 1981 hasta mi egreso en 1988, mis compañeras y yo representábamos el 10% de la matrícula de nuestra promoción”, ejemplificó desde su experiencia Infante.

Ella considera que “las carreras de ingeniería en general, son áridas, con muchos contenidos técnicos; incluso hay especialidades que tienen un campo profesional muy específico”, dijo y agregó que muchas veces esto lleva a que sean calificadas como no aconsejables para mujeres.

“Creo que esa es la razón por la cual no gozan de tanta adhesión por parte de las mujeres”, opinó la vicedecana y rescató que a través de los años la mujer ha sabido franquear esas barreras impuestas por preconceptos. “Hoy ellas se desempeñan con competencia y mucha eficiencia en ámbitos que hasta hace años eran exclusivamente masculinos”, detalló. 

Abriendo paso a los sueños

Marianela Sosa (29) eligió seguir su vocación para estudiar Ingeniería Civil hace años y de hecho, ya terminó de cursar todas las materias en la UTN- Facultad Regional Mendoza. Ella considera que en la actualidad, las nuevas camadas de profesores demuestran una mayor conciencia de género. Lo mismo dice, ocurre con sus compañeros varones.

"En los primeros años tuve profesores muy grandes, a punto de jubilarse que a lo mejor no entendían que hacía una mujer estudiando Ingeniería. Ahora eso no se ve y de hecho hay mucha conciencia de la función y posición de la mujer dentro de la carrera", opinó la joven, que ya se abrió camino en el ámbito de la investigación. 

Silvina Anfuso, titular de la Dirección de Género y Diversidad de la Provincia, aportó su punto de vista respecto del crecimiento de la matrícula femenina en las carreras técnicas. Dijo que una de las variables de este incremento se explica a nivel macro, ya que desde hace 30 años germinó un aumento general de la matrícula femenina en el ámbito de la educación superior.

“Respecto de las carreras técnicas aún existe una desproporción de varones respecto de mujeres”, explicó Anfuso y detalló que ellas aún tienen más presencia en carreras y especialidades ligadas “a lo sensible o al cuidado de otros”, como la educación o la salud.

Si bien es cierto que se ha roto con estereotipos antiguos y las mujeres se animan más a ingresar a otros campos es importante atender a la realidad que luego les toca afrontar en el ámbito laboral, reflexionó la socióloga y resaltó que muchas veces ellas no llegan a un puesto jerárquico a pesar de contar con una mayor calificación.

Fuente: UNIDIVERSIDAD por Zulema Usach 

Etiquetas:
mujeres | ingeniería | uncuyo | matricula | unidiversidad