Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Se dio inicio a la construcción del edificio de Arquitectura y Mecatrónica

Este martes 29 de mayo de 2018, se colocó la piedra fundamental del nuevo edificio de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Cuyo.

05 de junio de 2018, 12:59.

Se dio inicio a la construcción del edificio de Arquitectura y Mecatrónica

Ampliar imagen


En un emotivo acto, del que participaron autoridades, estudiantes, personal de apoyo académico y docentes de la institución; se dio inicio a la construcción de la ansiada obra, destinada al funcionamiento de las carreras de Ingeniería en Mecatrónica y Arquitectura. La colocación de la primera piedra se trata de un acto simbólico de inicio formal de la construcción, con lo que se cierra un largo proceso administrativo de elaboración del proyecto, concurso público y adjudicación de la obra.  

El evento comenzó con la presentación de las características especiales del edificio, por parte de la Vicedecana de la Facultad de Ingeniería, Patricia Infante. Este se ubicará al norte de la plaza flanqueada por los edificios de Gobierno, de Aulas y de la Dirección de Estudios Tecnológicos e Investigaciones de la Facultad de Ingeniería y tendrá una superficie total de 10.687,77 metros cuadrados. El proyecto se destaca, principalmente, por la sustentabilidad arquitectónica, la inserción “natural” en el paisaje y la eficiencia energética. 

A continuación, Daniel Fernández, Decano de la Facultad, expresó que: “Se trata de una obra especial por su relevancia para la institución, como también lo es para la sociedad en general”. E hizo un repaso de la historia de las carreras a las que estará principalmente destinado el nuevo edificio. 

Ingeniería en Mecatrónica nació como una propuesta de carrera innovadora para el país e incipiente a nivel mundial, en el año 2001, a través de un acuerdo con un grupo de Escuelas Nacionales de Ingeniería de Francia. A partir de 2009, comenzó a dictarse completamente en nuestra facultad, lo que la convirtió en la primera carrera de grado en Mecatrónica en Argentina. Hoy es la única en el país que cuenta con el reconocimiento oficial y la consecuente validez nacional del título, otorgado por el Ministerio de Educación. 

La carrera de Arquitectura inició el cursado de su primera cohorte en marzo de 2012 y lo concluyó en julio del año pasado, por lo que este año se encuentra aguardando la próxima graduación de sus primeros profesionales. Así como también se espera que, en el corto plazo, dejen de existir las limitaciones de cantidad de ingresantes. Además, el Decano comentó que, a pesar de su juventud, la carrera ha completado el proceso de autoevaluación para su acreditación ante la CONEAU; cuenta con dos actividades de posgrado relacionadas con la temática y ya ha sido sede del encuentro de Decanos y Secretarios Académicos de 25 carreras de Arquitectura de Sudamérica. 

Finalmente, Daniel Fernández expresó su agradecimiento especial al cuerpo académico de ambas carreras, por el esfuerzo realizado para llevarlas adelante desde el inicio de las mismas. Y afirmó: “intertanto, vamos logrando consolidar la dotación docente y las dedicaciones necesarias para la excelencia académica pretendida. Sin el compromiso de ustedes, no hubiera sido posible estar donde estamos. No bajemos los brazos, vamos por el camino correcto”. 

Por su parte, el Vicerrector de la Universidad Nacional de Cuyo, Jorge Barón, expresó: “Quiero resaltar dos aspectos fundamentales: la generosidad y el esfuerzo, que han puesto todas las personas involucradas para llegar a la situación actual. Sobre todo los estudiantes y docentes que, en un principio, en condiciones que estaban lejos de ser las óptimas, pusieron todo su empeño y dedicación para poner en valor ambas carreras”. 

“Hoy colocamos la piedra fundamental de una obra con la cual soñamos durante mucho tiempo, y por la cual la Facultad de Ingeniería hizo un esfuerzo muy grande. Parte de los fondos son propios de la Cooperadora de la Facultad y otra parte del presupuesto de la Universidad. Creo que esta forma de trabajar en conjunto -como en su momento de la misma forma se construyó el edificio de la DETI II-, es una manera de poner en valor el trabajo de los que contribuyen a que la Cooperadora tenga excedentes de fondos, y del uso de los fondos públicos del presupuesto universitario. El de hoy debe ser un hito, un símbolo que muestra que estamos en el camino correcto, como dijo el Decano, Daniel Fernández”, enfatizó el Vicerrector.  

Para finalizar el acto, los presentes pudieron disfrutar del repertorio musical de Fernando Ballesteros y de la presentación de la pareja de baile compuesta por Gonzalo Cano y Marta Morel; así como también compartieron un ágape para celebrar la ocasión. Además, se invitó a las autoridades y asistentes a que firmen el Libro de Oro de la Facultad de Ingeniería. 

Asimismo, los estudiantes integrantes del Centro de Estudiantes de las carreras de Ingeniería en Mecatrónica y Arquitectura, inauguraron una “Cápsula del tiempo”, donde cada uno de ellos podrá incluir un mensaje. Esta será desenterrada en 50 años, para que sean leídos por ellos y por las generaciones venideras. La cápsula estará disponible durante esta semana en el Centro de Estudiantes de la Facultad de Ingeniería, para quienes deseen incluir un mensaje.  

Detalles de la obra 

El proyecto abarca una superficie total de 10.687,77 metros cuadrados donde se construirán aulas, laboratorios y talleres, un sitio para actividades semipúblicas, y un patio central que funcionará como hall distribuidor, ámbito de circulaciones, patio de exposiciones, trabajo y descanso. La propuesta también incluirá un sector para tareas administrativas, un buffet, biblioteca y un salón de usos múltiples (SUM). 

El  nuevo edificio se pensará como una masa única de tres niveles, en tres unidades edilicias, fragmentadas por su patio central, fundado en el subsuelo y cobijado por un techo único.

Además, la obra responderá a la sustentabilidad arquitectónica, a la inserción “natural” en el paisaje, a una flexibilidad en su uso académico y materialidad contemporánea y eficiente, y a una estructura modulada y sencilla, entre otras premisas.

Se destaca en el proyecto, la utilización de ventanales protegidos por una doble piel, como recurso de respuesta bioclimática para la protección del asoleamiento estival y la captación del invernal,  sobre la fachada norte del edificio. Y un sistema de vidrios termo paneles tipo DVH, para la protección del aire frío en el invierno en la fachada sur.

 


Etiquetas:
piedra fundamental | edificio | colocación | arquitectura | mecatrónica | acto